De estas deliciosas bebidas o tragos chilenos, tenemos los más tradicionales como la chicha, el pisco chileno y el vino, el cual es la principal bebida alcohólica e internacionalmente conocido por su aroma, calidad y cuerpo, lo que lo ha llevado a obtener varios premios mundiales, destacan de la zona central los valles vitivinícolas de Maipo, Maule, Curicó, Rapel y Colchagua, por poseer los mejores viñedos para la preparación de este espectacular vino chileno.

Para conocer los mejores tragos, partiremos desde un exquisito vino blanco Chardonnay hasta un delicioso pisco sour a la chilena, con algunas recetas y recomendaciones.

En primer lugar, te presentamos la espectacular bebida tradicional llamada “Cola de Mono”, generalmente para la época de Pascua y Año Nuevo. Se trata de un ponche aromático hecho con leche condensada, café, vainilla, nuez moscada, clavos de olor y aguardiente. preparaciones más modernas de cafés y pubs de Santiago usan el tequila o el vodka para sustituir el aguardiente.

Su nombre tiene su origen en la elección presidencial del año 1900, entre Germán Riesco y Pedro Montt. Al haber ganado Riesco a su contrincante, todos comenzaron a hablar de la Cola de Montt, que significa haber perdido por un estrecho margen. En la misma época, un heladero de Santiago, creó esta especial bebida fría. Como no tenía un nombre para la preparación, le dedicó el trago a su candidato, nombrándolo Cola de Montt, que con el tiempo fue derivando hasta el actual Cola de Mono. El Casero es el mejor, mira la receta:

Seguimos con el famoso “Pisco Sour”, trago cuyos orígenes son debatidos con los peruanos. Su producción es artesanal y se trata de un vino fermentado con jugo de limón de pica que es agitado hasta servir bien frío. La tradición de algunas poblaciones incluye la clara de un huevo y azúcar en la preparación. La controversia sobre su origen es muy curiosa, pues los peruanos afirman que el gusto por el pisco sour fue generado popular un programa de radio peruano que hizo un llamado muy singular relacionado al pisco sour. La aceptación fue tanta que de hecho surgió el día nacional del pisco sour. La verdad es que basta con que el pisco sea producido en chile para que la preparación sea tradicional y autóctona de Chile.

Continuamos con el trago más popular del dieciocho de septiembre, “El terremoto”, este fenómeno natural ha ganado ya espacio entre las bebidas alcohólicas más típicas y afrancesadas de Santiago. Es un trago con el que hay que andar con cuidado, ya que, aunque es dulce y fácil de tomar no es para nada suave y te puede dejar como si estuviera temblando. El vino pipeño y helado de piña son los ingredientes principales de esta bebida con una historia difusa, perdida entre los bares de la capital chilena. Al parecer, el nombre lo acuñó un grupo de periodistas que vino al país a cubrir un terremoto en el año 85 que les sirvieron la combinación de vino con helado y al pararse de la barra les temblaron las piernas como un terremoto.

La Vaina y su curiosa historia es más que interesante, pues el nombre de vaina se lo puso Andrés Bello, el ilustre profesor venezolano que hizo vida en Chile también. La historia es tan popular que en muchos bares de Santiago te explican por qué se llama vaina. En Venezuela, “vaina” es una expresión que usa como sinónimo de cosa, incluso puede ser hasta despectiva. El prócer venezolano se acercaba a un popular bar de la ciudad por la combinación de vino oporto, coñac, licor de cacao y azúcar que servían en él, como no sabía cómo se llamaba le decía al mesero “Tráeme una de esas vainas que preparan aquí” y finalmente así se quedó.

Por último, “El Piscola”, que contiene pisco y bebida cola servida en un vaso alto y con dos rodajas de limón, es un trago nacional para el cual no hay clasismo. Se lo toma de norte a sur. Coméntanos en las redes cuál es tu favorito.