El borgoña y la Cola de Mono

Deliciosas bebidas que no pasan desapercibidas en las mesas de los chilenos durante diciembre.

El Borgoña suele ser un poco más ligero, y su preparación es sumamente fácil, pues requiere pocos ingredientes. Solo necesitarás vino, algunas frutas y el azúcar que le da un sabor más dulzón. Normalmente, este lo prefieren cuando se sirve bien helado; y debido a su color, te hará sentir más en sintonía con la época navideña, pues encarna la coloración más festiva de todas: el rojo.

Por otro lado, tenemos la bebida denominada popularmente como Cola de Mono, pero que su nombre no te engañe, y es que es una de las bebidas más apetecibles de todas. De hecho, se desconoce de dónde proviene su nombre; algunos dicen que se asocia con el del presidente Manuel Montt, pero que con el pasar del tiempo, el apellido fue siendo tergiversado y modificado hasta acabar como «mono». Mientras otros aseguran que es porque el color de la bebida tiene mucha similitud con la cola del mono, que es marrón oscuro.

 Un poco más espesa que el Borgoña, toma una mayor cantidad de tiempo en la preparación. Sin embargo, la lista de ingredientes no es muy extensa; incluyendo la leche, aguardiente, café, azúcar y especies.

La realidad es que, si vas a Chile durante la navidad, podrás observar ambas bebidas en la mesa; algunas un poco más fuertes, con mayor cantidad de aguardiente, y otras un tanto más suaves; unas con más leche condensada y otras tantas menos dulzonas; algunas con más frutilla, y pare de contar. Esto ya dependerá de los gustos familiares al momento de prepararla.