La culinaria del centro de Chile es una deliciosa mezcla de tradiciones indígenas, campesinas y de inmigrantes de diferentes nacionalidades. Es un placer para el paladar descubrir cómo se fusionan sabores y técnicas en esta región.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 20 Segundos
La culinaria del centro de Chile
La culinaria del centro de Chile

Entre los platos más característicos destacan porotos con mazamorra, humitas, tomaticán, el pastel de papa, porotos granados, albóndigas, longanizas, el arrollado huaso y las pantrucas, la cazuela de ave o de vacuno, la carbonada, charquicán, ajiaco y el pan amasado.

Las estaciones chilenas

A la hora de celebrar, destaca el asado y para los postres, las estaciones del año con sus costumbres culinarias bien arraigadas tienen mucho que decir: leche asada, arroz con leche y manzana asada son, por ejemplo, los preferidos del invierno.

Mote con huesillo y variadas frutas como la sandìa y el melón sobresalen en el verano.

Algunos ejemplos

Rapa Nui merece un capítulo aparte ya que su base alimenticia, pese a estar dada por los productos del mar, como en otras zonas de Chile, destaca por el empleo de la langosta y el atún pascuense junto a la koreha (anguila), heke (pulpo), titeve (pez erizo), pipi (caracol marino), mahore y kopuku.

A ello se suman distintas variedades de plátanos y frutas como la papaya, las piñas y las guayabas que complementan la alimentación de la isla.

El Umu Tao o curanto es el plato tradicional de la isla; combina carnes de cerdo y aves de corral con pescados y mariscos, además de camote, taro y otros ingredientes adicionales. Esto se cocina en un hoyo cubierto de piedras volcánicas.

Se acompaña del Poe, una mezcla de taro, plátanos, harina y azúcar, que se envuelve en hojas de plátanos para luego cocer todo en la tierra.