Si bien, es un país de gran extensión y sus tradiciones varían según la ciudad y pueblo, obviamente encontramos algunos rasgos muy comunes; a continuación, te traigo algunas recetas navideñas para que compartas con tu familia mientras esperan al “Viejito Pascuero”.

La mesa

Infinidad de platos, una sola tradición, la mesa de los chilenos es exótica para el resto del mundo se sirve bien tarde la noche del 24 de diciembre, muchos acostumbran a esperar a que llegue la medianoche para comenzar a comer, quienes reciben el año nuevo con una cena también acostumbran a hacerlo después de las 12 campanadas, según la tradición, la primera comida del año debe ser abundante y rica en carnes como símbolo de la prosperidad de para la familia. Para estas fechas, acostumbran a combinar mariscos con carnes como el pollo al pil pil. Las ensaladas de verdura y mayonesas no pueden faltar. La palta aporta a varias preparaciones decembrinas el toque de jugosidad que tanto deseamos para nuestra familia.

Si no es pollo o carne de res el pavo será el centro de nuestra mesa. Por lo general se prepara con castañas y elementos que le dan un toque dulce a la preparación, como por ejemplo el laurel y el vino oporto.

Los postres

Para mantener a los niños ocupados mientras llega el viejito Pascuero que mejor que una selección de dulces exquisitos propios de la fecha. Para comenzar nuestra recomendación, podemos afirmar que el pan de pascua navideño es obligatorio, como lo es el panettone en muchas mesas del mundo, el chileno con su originalidad ha creado un bizcocho en forma de corona para que este siempre en la mesa.

La natilla navideña no solo la encontramos en la mesa de nochebuena, los chilenos disfrutan de una buena natilla al día siguiente espolvoreada con canela y decorada con nueces para disfrutar de un día completamente libre de obligaciones. La torta de naranja también es un clásico, así como los manjares de naranja que popularmente se sirven en la propia concha de la fruta para acompañar la espera de la buena noche vieja.

Los tragos

El cola de mono, un ponche con una singular historia política ha sido adoptado como un trago navideño chileno, lo espeso y lo fuerte de su sabor a pisco lo convierten en el ideal para compartir en familia. Es una variante tradicional del popular ponche crema que se bebe en el resto de Latinoamérica. El borgoña es un elegante trago que combina vino con frutas, los más arriesgados le colocan piña, manzana y membrillo para cócteles más originales.

Se realiza con vino tinto cumpliendo una función de macerar las frutas que escojamos para nuestro coctel. Se sirve con hielo bien frio y a brindar por la navidad.

Decoración

¿Para engalanar la mesa bastará solo con la comida? Pues no, la mesa tradicional navideña de Chile tiene mucha personalidad. Siempre hay colores de moda en las principales ciudades que se convierten en tendencia para crear un ambiente de paz y armonía navideña. La comida necesita también estilo, por lo que la mesa del chileno incluye adornos de cristal, piñas de árbol, manteles con el color predilecto y mucha iluminación. Disfruta de unas navidades asombrosas engalanando tu hogar para disfrutar de los platos más emblemáticos de la gastronomía chilena.