¿Por qué es tan amada esta salsa?

Debido a la originalidad en materia de preparación de esta salsa, ha sido bastante reconocida en todo Chile. Pero, ¿qué le da ese toque único? Sencillo, el uso de un mortero de piedra, que se usa para triturar o moler todos y cada uno de los ingredientes.

Por eso mismo, si pensabas que el «Chancho», de su nombre era debido a que contiene cerdo, te equivocas. La verdad es que recibe el nombre por la palabra chancar, que proviene de «triturar» o «machacar», por la acción que se realiza de triturar los tomates y demás elementos. Y es que hace muchos años atrás, esta era la manera más fácil de prepararlo, sin necesidad de usar otros utensilios más complicados o diversos; claramente, garantizando inicialmente que el tomate estuviera bastante maduro para que fuese más fácil mezclarlo correctamente con el resto de los ingredientes presentes en el platillo.

Aunque claro, desde la primera vez que se preparó muchas cosas han cambiado según cada comensal y chef. Por ejemplo, al inicio los tomates se machacaban con todo y piel en el mortero, pero hoy en día existen personas que eligen pelar los tomates primero, luego extraer las semillas y finalmente triturarlo con el mortero para añadirlo al resto de los ingredientes.

Otra de las razones que hacen tan solicitado este plato, es que puedes combinarla con distintas opciones de alimentos, como el queso, el pan amasado o unas infaltables tortillas. Así como puede ser el perfecto acompañante de humitas, porotos granados, choripanes, empanadas y varios guisos.