Humitas

Las humitas son un plato autóctono suramericano, son igual de populares en Perú, Bolivia y Ecuador, en Venezuela las llaman hallaquitas de maíz. consisten en una masa de choclo envuelta en las mismas hojas de mazorca. En Chile son particulares pues son aliñadas con cebolla picada dorada en aceite, diversos tipos de ajíes y condimentos. Se cocinan en abundante agua con sal. La receta en Chile puede incluir azúcar.

Milcao

Desde La Isla Grande de Chiloé viene el Milcao, una mezcla a base de papa y longaniza o chicharrón de cerdo. Por ser tan sencilla de hacer, se han elaborado una nutrida gama de versiones en todo el país que han servido para exportar la cocina chilena. Esta torta frita en manteca y horneada por poco tiempo puede ser combinada con cebolla y especias. Variantes de curanto también son populares en la isla por su elaborado proceso.

Pastel de Jaiba

La receta chilena favorita de los turistas que visitan la costa de nuestro país. El secreto de su preparación está en escoger las mejores jaibas (que mientras más naturales mejor) y la consistencia del pan con el que mezclamos el resto de los ingredientes. Una combinación de sabores del mar que antes era de difícil acceso para los habitantes de la ciudad hoy es posible realizarla gracias a los paquetes de jaiba fresca congelada a la venta en cualquier supermercado.

Pastel de Choclo

Una exquisita combinación entre dulce y salado para todos en la familia chilena. El pastel de choclo por lo general es la corona de una cena, consiste en una mezcla de choclo tierno con leche, especias y manteca, que se vierte sobre un guiso de carne y cebolla bien condimentado. Otras variantes del pastel de choclo sustituyen a la carne por pollo bien sazonado.

Porotos granados

Los porotos granados son una comida esencial chilena. Su preparación incluye zapallo que le agrega cremosidad, ajo que le da el toque firme de sabor y la cebolla que no puede faltar. Existen muchas formas de preparar esta receta, pero las más populares que podemos ver en todas partes del país son la que viene acompañada con mazamorra y pilco.

Sopaipillas

Las sopaipillas son una especie de pan o torta frita a base de zapallo o maíz ideal para acompañar con un pico de gallo o pebre, son tan populares como conocidas por todos los chilenos, en Perú, Bolivia y hasta argentina tienen su propia versión de las sopaipilla. El secreto de la preparación de esta receta está en la forma en la que amasamos todos los ingredientes. Si nos ponemos creativos podemos realizar muchas combinaciones para recibir invitados en nuestra casa.

Paila marina

Un protagonista en la mesa costeña chilena. La idea de reunir en un caldo todos los sabores del mar chileno es tan buena que ha sido replicada por todos los alrededores con muchos nombres. Los mariscos más usados en este hervido son: almejas, puedes, camarones, choritos y ostiones. Congrio o salmón para la guarnición de pescado que amerita el plato. Para la preparación se usa el vino blanco, diversos ajíes, cebolla y margarina.

Empanadas de pino chilenas

Fáciles de hacer, presentes en la comida callejera chilena, siempre en boca de todos, estas empanadas horneadas llevan una preparación a la que le podemos agregar nuestro toque de originalidad. La base por supuesto es carne de primera con cebolla y especias, pero podemos añadirle adornos y personalidad en nuestra preparación. La masa tiene que quedar lo suficientemente compacta y precisa para que la preparación no se dañe en el horno. No dejes de hacerlas y comentarnos como te fue y en que innovaste en la elaboración.

Charquicán

Un plato de orígenes compartidos con nuestra hermana cocina argentina, pero presente en la historia de nuestra etnia Quechua. Este sabroso guiso se elabora con el charqui, carne secada con sal y sol que proviene de la costumbre que utilizaban en la antigüedad para conservar este tipo de alimentos. El estofado de charqui como también se le conoce se elabora con zapallo, papas, choclo y cebolla finamente picada el cual es mezclado hasta crear un suave revoltillo con toques de carne seca.

Cazuela chilena

Un hervido económico y en casa de todos los chilenos. Podemos colocar en la olla cualquier tipo de carne, puede ser vacuno, pollo, pavo o ganso. Acompañada por supuesto de las mejores verduras que tengas. No deben faltar el choclo y la papa en una preparación. En las regiones más altas le incluyen arroz o quínoa.

¿Nos quieres acompañar en la mesa a probar este top?