Crema de espinacas

Este clásico de la cocina internacional también es frecuentemente elaborado en las mesas chilenas, especialmente como sopa de entrada a una buena mesa. Es ideal para momentos en los que se requiera algo rápido y apetitoso.

Sopas
2 horas
Hervido
4 Porciones

La crema de espinacas de Chile tiene sus raíces en la cocina internacional pero ha encontrado un lugar especial en las mesas chilenas como una sopa de entrada reconfortante.

Esperamos que esta deliciosa receta sea de su agrado.

Ingredientes

1 kilogramo de Espinacas

3 tazas de Leche

½ Cebolla picadita

1 cuchara de Harina

2 cucharas de Mantequilla

2 cucharas de Vino blanco

¼ cucharilla de Bicarbonato

1 pizca de Sal

Crotones de pan

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : Primero debe lavarse las espinacas y quitarle los tallos

Paso 2 : En una olla con agua, el bicarbonato y sal, cocer las espinacas por 4 min. aprox.

Paso 3 : Retirarlas, escurrirlas y reservar

Paso 4 : En una sartén, dorar la mantequilla, incorporar la cebolla y la harina y revolver todo muy bien

Paso 5 : A continuación, añadir la leche de a poco, cuidando que no se formen grumos

Paso 6 : Cocer por 10 min. aprox., incorporar las espinacas reservadas y añadir sal y pimienta

Paso 7 : Finalmente, añadir 3 tazas de agua hervida y, momentos antes de retirar la olla del fuego, añadir el vino blanco para evitar que se evapore

Paso 8 : Retirar del fuego y servir en tazones con los cortones de pan