Sopa de mariscos

Una exquisita sopa de mariscos chilena, ideal para una cena especial. Recomiendo servirla junto a un buen vino blanco. ¡Disfrútala al máximo!

Sopas
2 horas
Hervido
4 Porciones

Tiene sus raíces en la tradición culinaria costera del país sudamericano, donde la abundancia de mariscos frescos inspiró la creación de este exquisito platillo.

¡Esperamos que disfruten preparando esta receta!

Ingredientes

1 kilogramo de Choritos

2 tazas de Agua

150 gramos de Almejas sin concha

150 gramos de Camarónes pelados

125 gramos de Ostiones sin concha

½ kilogramo de Pescado cortado en trozos grandes

1 ½ taza de Caldo de pescado

½ taza de Vino blanco

1 Cebolla, cortada de pluma fina

1 Diente de ajo, picado fino

2 cucharas de Aceite

½ cucharilla de Ají de color

Perejil picado

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : Antes de cocinar los choritos, vea que estén vivos. Solo tiene que darle un golpecito a la concha y si está vivo se cerrará. Si el chorito permanece abierto, significa que está muerto y debe botarlo.

Paso 2 : Ponga a cocer los choritos con 2 tazas de agua hasta que todos se abran (5 minutos). Cuele el caldo y resérvelo.

Paso 3 : En una olla grande, caliente el aceite y fría la cebolla. Cuando empieza a dorar, agregue el ajo, el ají de color, 1 cucharadita de perejil picado, el vino, el caldo reservado de los choritos, y el caldo de pescado. Agregue un poco pimienta, al gusto.

Paso 4 : Hierva y agregue las almejas, camarones, ostiones y trozos de pescado. Cueza a fuego lento por 10 minutos o hasta que el pescado esté cocido. Agregue los choritos con cuidado, y dejar calentar por uno o dos minutos. Retire la sopa del fuego.

Paso 5 : Caliente pailas de greda en el horno o con agua hirviendo. Ponga la sopa en ellas, y espolvoree con perejil picado.

Paso 6 : No olvide de acompañar este delicioso plato con una botella de vino blanco chileno. Un Sauvignon Blanc vendría de películas.